lunes, 24 de octubre de 2016

BIZCOCHO INTEGRAL CON CHOCOLATE


 
Ser de Málaga implica, entre otras cosas, buscar refugio en casa en cuanto caen dos gotas. Lo mejor que puede ocurrir si tiene que llover, es que sea un domingo y tengamos lo necesario para disfrutar de una buena merienda. Para que el tiempo no os pille desabastecidos, os ofrezco mi último consuelo en una jornada otoñal.

 

Ingredientes: 

150 gr. Harina integral
150 gr. Azúcar caña
150 ml. Aceite de girasol
3 Huevos pequeños
2 Cucharaditas levadura
½ Cucharadita sal
1 Cucharadita extracto de vainilla
120 gr. Pepitas chocolate negro
 

Preparación: 

Se baten por un lado los ingredientes líquidos, es decir el aceite, la vainilla  y los huevos.
Por otro lado, se tamiza la harina con la levadura y se mezclan con el azúcar y la sal.
Se unen ambas preparaciones, se ligan bien y se añaden las pepitas de chocolate.
Sobre un molde de plumcake engrasado, se vierte la masa del bizcocho.
Una vez ha precalentado el horno durante 10 minutos a 180 grados, se introduce durante unos 30 minutos, hasta que al pincharlo, la aguja sale limpia.
 

Consejos: 

La harina integral es más consistente que la de repostería, que suele dar resultados más livianos y esponjosos, pero a mí me gusta mucho usarlas. Supongo que de esta forma contrarresto mi afición desmedida por los panes blancos.
En cuando al aceite, creo que el de oliva virgen y el chocolate negro desembocaría en una pugna de sabores fuertes, por lo que he preferido optar por un aceite neutro.
Si tienes reticencias, siempre puedes optar por uno de oliva suave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada