martes, 17 de marzo de 2015

TORTILLITAS DE BACALAO


 
Recuerdo  llegar de madrugada de las procesiones y tomar las tortillitas frías que quedaron de la comida. Lo raro es que sobren, ya que están buenísimas y pasa como con las croquetas, que es casi  imposible parar.

 Ingredientes:

 300 gr. Bacalao desalado y desmigado
150 gr. Harina (aproximadamente)
1 Huevo
200 ml. Agua fría
Un tercio de cucharilla de  levadura química
2 Dientes ajo
Ramillete perejil fresco
Aceite de oliva virgen extra
Azafrán (o colorante)
Sal (depende del punto del bacalao)
 

Preparación:

 Poner en un cuenco el huevo batido con el ajo y el perejil picados. Añadir el agua y, poco a poco, la harina, removiendo  constantemente para que no se formen grumos. Agregar la levadura y el azafrán molido. Incorporar el bacalao desmigado.
Se mezcla todo bien. Se comprueba el punto de sal y la consistencia de la masa, y  se deja reposar unos 15 minutos.
En una sartén honda, se pone a calentar  abundante aceite de oliva virgen extra. Con una cuchara sopera, se coge una porción de masa y se deja caer con suavidad en el aceite. Éste no debe estar excesivamente caliente, para evitar que se  doren enseguida por fuera y queden crudas por dentro. Lo más conveniente es hacer una prueba con una tortillita, por si hay que rectificar la cantidad de harina.
Se dejan escurrir en un colador o papel absorbente y se comen calientes, aunque merece la pena probarlas también frías.

 Consejos:

 Dos advertencias quiero hacer. La primera, que el bacalao debe predominar sobre la harina. Este plato es tradicional de la Semana Santa y de hogares humildes, pero es que este pescado entonces no era tan caro como ahora. De todas formas, se pueden comprar migas, que las hay de gran calidad y a buen precio.
En Málaga, son también típicas las tortillitas de gambas, que se hacen con la misma receta. Afortunadamente, todavía es posible encontrar en nuestros mercados gambas pequeñas, fresquísimas y asequibles.
La segunda advertencia, es que se trata de tortillitas, no de buñuelos. Las  tortillitas son redondeadas, pero planas. Si quieres preparar buñuelos, debes aumentar la cantidad de levadura.
En algunos restaurantes, las sirven con miel de caña. Va en gustos, aunque personalmente prefiero que nada enmascare el peculiar sabor del bacalao.
Una última cosa, si quieres probarlas frías, dobla las cantidades. Con los ingredientes que he propuesto, salen de 20 a 25, dependiendo del tamaño.

1 comentario:

  1. me quedo por aqui, echando un vistazo.
    Un saludo desde Motivada con la cocina.
    www.motivadaconlacocina.blogspot.com.es

    ResponderEliminar